Murciélagos que hablan, la posible clave del origen del lenguaje humano
Por años se estudió la capacidad del habla de las personas en base a las aves cantoras, pero la clave estaría en los murciélagos, cuyo vocabulario rico y diverso con diferentes señales de comunicación acústica serían las mismas que se utilizan durante las interacciones sociales entre los individuos.
Murciélago.

La ciencia durante años se dedicó al estudio del lenguaje humano relacionado con el cantar de algunas aves, cuyas características son únicas.


La ciencia durante años utilizó los pájaros cantautores para comprender el origen del lenguaje humano. Foto: iStock

Un ejemplo de esto es el Tordo Ermitaño (Catharus guttatus), el cual habita principalmente en Norte América y que tiene una increíble capacidad de vocalizar largas y complejas canciones. Incluso un estudio llegó a determinar su capacidad de cantar hasta 10 tipo de canciones distintas.

Estos pájaros cantores desde años ayudan a la ciencia a descifrar los fundamentos del habla humana.

Pero hoy, una nueva investigación con murciélagos puede ser la pieza que faltaba para comprender el proceso de origen del lenguaje de las personas.



El ave Tordo Ermitaño (Catharus guttatus) habita principalmente en Norte América y tiene una increíble capacidad de vocalizar largas y complejas canciones.

Dos profesores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) habían afirmado que al volver a examinar el lenguaje contemporáneo, es posible ver indicios de cómo la comunicación humana habría evolucionado a partir de sistemas subyacentes a los modos de comunicación más antiguos de las aves y de los primates.

Pero otros profesionales de la Universidad de de California, Berkeley, descubrieron recientemente la cualidad de "aprender voces" de los murciélagos, capacidad que compartirían con el ser humano y algunas otras especies selectas del planeta.


La cualidad de aprender voces de los humanos sería la clave para acercarse aún más a poder descifrar el origen del lenguaje del hombre.

Se trata de uno de los primeros pasos para romper los misterios de cómo funciona el diálogo entre las personas, un componente del cual es el aprendizaje vocal, o la capacidad de imitar y crear nuevos sonidos propios de la especie.

Los seres humanos comparten esta habilidad con un selecto grupo de animales, en los que se incluyen ballenas, focas, delfines, elefantes, loros, colibríes y pájaros cantores. La creciente evidencia sugiere que algunos murciélagos son también aprendices de voces.

"Elegimos utilizar estos animales porque poseen una combinación rara de habilidades acústicas que son ventajosas para analizar los mecanismos neuronales que subyacen a la comunicación acústica de la vida real. En detalle, los murciélagos tienen un vocabulario rico y diverso de diferentes señales de comunicación acústica que se utilizan durante las interacciones sociales entre los individuos", aseguró Michael Yartsev en su estudio.



    Estos murciélagos poseen una combinación rara de habilidades acústicas que son ventajosas para analizar los mecanismos neuronales. Foto: michaelyartsev

"Además, a diferencia de la abrumadora mayoría de los mamíferos no humanos, las vocalizaciones de los murciélagos no son innatas, sino más bien aprendidas de los congéneres. Las habilidades de aprendizaje vocal de los murciélagos nos permite estudiar los circuitos neuronales detallados de mamíferos que apoyan esta función humana principal por primera vez" agregó Yartsev.


Para su estudio, los principales precursores de este proyecto diseñaron una sala de vuelo acústica donde los murciélagos viven y donde tienen micrófonos y videos especialmente diseñados y el alta calidad.

Durante todo un años los científicos han entrenando a Cooper -principal murciélago del proyecto- junto a otros, para "charlar" directamente con un especializado equipo técnico.



Los animales viven en una sala de vuelo acústica donde tienen micrófonos y videos especialmente diseñados y el alta calidad para medir constantemente su sonido. Foto: michaelyartsev

"Combinado con nuestro desarrollo de técnicas de grabación neuronal inalámbrica en los murciélagos que vuelan libremente, ahora podemos abordar directamente la cuestión de cómo los circuitos neuronales de mamíferos participan y contribuyen a complejos comportamientos espaciales", agregaron los especialistas.


 

Comentá esta nota