Mauricio Macri y Benjamín Netanhayu acordaron trabajar juntos en la lucha contra el terrorismo
En la visita histórica del primer ministro israelí a la Argentina firmaron convenios de cooperación en materia de seguridad, comercio y ciberdefensa.
Mauricio Macri y Benjamín Netanhayu en la Casa Rosada.

Bajo el denominador común de la lucha contra el terrorismo y la búsqueda de la paz a nivel mundial, el presidente Mauricio Macri y el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu acordaron profundizar las relaciones bilaterales y darle un fuerte impulso al intercambio comercial entre Israel y la Argentina.

El clima de cercanía y confianza entre Macri y Netanhayu se notó desde el primer momento en que ambos compartieron una reunión de una hora en la Casa Rosada.

En lo que fue un encuentro histórico, ya que es la primera vez que viene al país un primer ministro israelí, los mandatarios se trataron de "grandes amigos" y se dirigieron por sus nombres de pila.

El resultado de este clima de buena sintonía entre ambos quedó a la vista: Israel y la Argentina sellaron un largo listado de acuerdos de cooperación en materia de seguridad, comercio, ciberdefensa, política aduanera, energía de cara al futuro inmediato y la entrega de archivos secretos de la Argentina sobre la época del nazismo.

"Interpretamos esta visita como un gesto de confianza hacia nuestro país y compromiso de trabajar juntos", aseguró Macri en el Salón Blanco tras su encuentro reservado con Netanyahu.

Esa charla que ambos mantuvieron con la presencia del canciller Jorge Faurie; el jefe de Gabiente Marcos Peña; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el embajador de Israel en Argentina, Ilan Sztulman, fue calificada por Macri como "una reunión de trabajo muy productiva".

Para que no quedaran dudas del gesto de confianza de la Argentina hacia Israel, Macri anunció con énfasis la entrega de documentación histórica que hará la Argentina sobre el Holocausto.

La Argentina donará documentación digitalizada relacionada con el nazismo y la presunta colaboración del gobierno de Juan Domingo Perón a la huida desde Alemania a nuestro país de jerarcas nazis.

Se trata de un total de 139.544 imágenes, almacenadas en cinco discos, que obran en el Archivo General de la Cancillería Argentina.

Esta documentación fue producida por el Ministerio de Relaciones Exteriores entre los años 1939 y 1950 y se trata de documentos hasta ahora secretos reseñados en cartas, telegramas, artículos de diarios, notas, canales diplomáticos e informes.

Macri destacó también ante Netanyahu el "inquebrantable compromiso" de la Argentina "con la paz y la seguridad internacional", especialmente con la lucha contra el terrorismo.

Mencionó "el extremismo violento" y "las atrocidades". Allí hizo referencia a los crueles atentados terroristas de la embajada de Israel y la AMIA que sufrió la Argentina y reflejó el "compromiso de seguir trabajando junto a Israel" en la búsqueda de la verdad y la paz.

En esta línea de elogios mutuos Macri anunció que en enero próximo la vicepresidente Gabriela Michetti viajará a Israel y es muy probable que el año que viene también viaje el propio Presidente.

Netanyahu no se quedó atrás en la respuesta y calificó al presidente argentino como "un líder mundial".

En este sentido, elogió a la administración de Macri al sostener: "He seguido con mucha admiración los esfuerzos que ha venido haciendo a fin de modernizar su economía, realmente entiendo lo que está atravesando. Es difícil, pero a la vez funciona. La gente entiende que el progreso económico depende de la liberación de la economía".

También Netanyahu destacó el hecho histórico de su visita: "Es un honor ser el primero en visitar América Latina. Es histórico para nosotros que en 70 años ningún primer ministro haya visitado ningún país del continente más allá de Estados Unidos", dijo el primer ministro israelí en el Salón Blanco ante la presencia de buena parte del gabinete nacional.

Así se metió de lleno en el tema central que contempló su visita y es el mensaje de lucha contra el terrorismo.

Al recordar "las dos experiencias traumáticas" que sufrió la Argentina con los atentados terroristas de 1992 y 1994, Netanyahu reiteró que "lo que sucedió, sabemos sin dudas, fue realizado por Irán y el Hezbollah".

Inmediatamente, añadió: "Puedo decir que las actividades terroristas de Irán no se han detenido desde entonces. Junto a sus aliados de Hezbollah operan en muchos continentes, incluso en América Latina".

Por este motivo, Netanyahu comprometió a Macri a luchar juntos contra el terrorismo. "Este terrorismo ataca a todos. Por eso la necesidad de luchar contra el terrorismo ya sea perpetrado por Irán o por ISIS, es una inquietud de todos. De la misma manera que los atentados son indivisibles, la respuesta debe ser también acorde", dijo.

Allí, el primer ministro israelí aprovechó para cuestionar a las grandes potencias que sellaron un acuerdo con Irán por el control de la energía nuclear. "Ese es un muy mal acuerdo", dijo.

En lo que el propio Netanyahu denominó "el alba de una nueva relación" de Israel con la Argentina, se pudo saber que ambos mandatarios emitieron una declaración conjunta para avanzar en la firma de los siguientes acuerdos de envergadura para las relaciones bilaterales:

- Acuerdos de seguridad: este comprende una colaboración para la seguridad pública en actos masivos como serán las cumbres del G20 y la OMC que se realizarán en la Argentina. También en materia de seguridad se prevé la capacitación para eliminación de bombas y artefactos explosivos; sistemas de metodología para la elaboración de mapas de delitos; y también está prevista la cooperación conjunta en materia de ciberdefensa y la lucha común contra el crimen organizado.

- Acuerdos económicos y comerciales: se contempla la instrumentación de un sistema unificado impositivo en materia aduanera; la profundización del comercio agrícola; programas de fomento para las pymes y acuerdos para financiar programas de emprendedores.



 

Comentá esta nota