Matan con un drone a la "viuda blanca", la británica reclutadora de ISIS
Tenía un pasado rockero y se había unido al grupo terrorista. Habría muerto en un ataque estadounidense.
Sally Jones tuvo un pasado rockero y luego se unió a ISIS.

La "Viuda Blanca" británica del ISIS habría "muerto en un ataque norteamericano con un drone", según los servicios de seguridad en Londres. Su hijo "Jo Jo" Dixon, de 11 años, también habría fallecido junto a ella.

Sally Jones (50), una británica de Kent, era la mujer más buscada del ISIS y el gobierno británico la tenía a la cabeza de la "hit list" de sus objetivos.

Era la reclutadora de jóvenes musulmanes occidentales como novias o esposas de combatientes del ISIS.

Comandaba un grupo de combatientes femeninas extranjeras en la unidad Anwar al Awlaki, fundada por su marido, mientras conducía el reclutamiento en las redes. ¿El objetivo? Organizar ataques en Occidente.

Ella era una cantante en una banda de música Punk, vivía de los beneficios sociales del Estado británico como una madre soltera, junto a sus dos hijos en Kent.

Pero en el 2013 huyó hacía Siria cuando se enamoró del hacker Junaid Hussain, un británico de Birmingham, que se alistó con el ISIS. Los acompañaba uno de sus hijos: Jo Jo Dixon.

Ella se enamoró perdidamente de Junaid y comenzó sus operaciones de reclutamiento en Internet y las redes sociales. El murió en otro ataque, en el que la inteligencia británica colaboró para detectarlo.

El MI6, el servicio exterior británico, seguía los pasos de Sally Jones. Con su muerte llegan a seis los británicos del ISIS muertos por ataques de drones en Siria.

Según una fuente británica, la CIA habría contado a sus pares británicos que un Predator de la Fuerza Aérea Americana había matado a Jones en junio. Pero sin tropas en el terreno, no pudieron comprobar su ADN.

El retraso del conocimiento de la información se debía a que había dudas sobre si su hijo, menor y británico, había muerto o no en el ataque.

Un acto que no habría sido autorizado por Gran Bretaña. Su otro hijo vive en el reino. Otra versión sostiene que Sally Jones murió en las cercanías de Mayadin, en la frontera con Turquía, hacia donde se dirigía en su huída.

La coalición internacional que actúa en Siria, liderada por Estados Unidos, señaló este jueves que no puede corroborar la muerte de la británica Sally Jones.

"No puedo confirmar la muerte de la propagandista del ISIS Sally Jones como resultado de un bombardeo de la coalición", escribió el portavoz de la alianza, Ryan Dillon, en su cuenta de Twitter.

Un niño de ojos azules, vestido en uniforme militar, con un arma en la mano frente a un prisionero en un mameluco naranja, apareció en las redes de propaganda del ISIS.

Luego mataba al prisionero arrodillado con un tiro en la cabeza. La escena tenía reminiscencias de las del "Jihadi John" o Mohammed Emwazi, verdugo oficial en las atroces ejecuciones del ISIS, antes de morir en otro ataque de drones en Raqqa.

Los abuelos de Jo Jo Dixon reconocieron a su nieto en el video. Pero nunca hubo confirmación oficial de su identidad.

Bajo el seudónimo de Umm Hussain al Britani, Sally Jones proyectó su imagen en chador negro y hidjab blanco, con una pistola apuntando, e intentó glamourizar la pertenencia a la organización. Como una suerte de versión femenina de James Bond islamista.

Jones buscaba fugar de Raqqa cuando se intensificaron los bombardeos de la coalición sobre la entonces capital del ISIS y cuando había tropas especiales norteamericanas en el terreno al igual que británicas.

No se sabe si estaba en un vehículo o en un edificio. La última vez que fue vista con vida se dirigía a Mayadin junto a su hijo.

Fuente: Clarín


 

Comentá esta nota