Mariano Martínez Rojas afirmó que la dueña de los medios K "era Cristina Kirchner"
El ex dueño de Tiempo Argentino y Radio América le adjudicó los medios que eran de Sergio Szpolski.
Mariano Martínez Rojas habló con TN Central.
El ex empresario de medios K, Mariano Martínez Rojas, afirmó que el Grupo 23, de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, en realidad "era de Cristina Kirchner".

Lo dijo en una entrevista con Nicolás Wiñazki, para el canal Todo Noticias, en un lugar no informado de los Estados Unidos ya que está prófugo de la Justicia por la "mafia de los contenedores".




"La historia de los medios K", se tituló la segunda parte de la entrevista a Martínez Rojas, donde contó que a principios del año pasado le compró a Szpolski el diario Tiempo Argentino y Radio América, a propuesta de "Mariano Gold, sobrino de Gerardo Werthein".

"Yo te puedo presentar a Szpolski, porque era mi rabino. ¿Por qué no te metés ahí? Está demasiado barato, eran del gobierno anterior, ya se fueron, están fundidos", le habría dicho Gold, según lo que contó Martínez Rojas.




"Compré un medio vacío, quebrado, fundido, con todo tipo de mugre que se te pueda ocurrir, en pos de hacer una limpieza, flipearlo. Compré por uno, para venderlo por dos. Pero me encontré que estaba en un monstruo, que no había comprado una empresa normal, compré un quilombo", dijo Martínez Rojas.

El ex empresario de medios K intentó deslindar responsabilidades, sobre la falta de pago a los 300 trabajadores, bajo su gestión.

Tampoco se hizo cargo del grupo de choque que comandó, en julio del año pasado, que desalojó a los empleados que tomaban el edificio donde funcionaban la redacción de Tiempo Argentino y los estudios de Radio América, provocando gravísimos destrozos.

En esa causa judicial están imputados Martínez Rojas y los integrantes de su patota, a quienes la fiscal acusó de los delitos de "usurpación y daños".

"No entró una patota. Entró gente conocida mía. Entré a mi diario, a mi empresa, a mi edificio, todo absolutamente mío. Adentro del edificio no había nadie, cuando yo entro. No entro a romper cabezas. Y entré con la Policía Federal, ningún periodista fue golpeado. Bajaron colectivos con gente de La Cámpora, a las dos de la mañana", dijo Martínez Rojas.


Y aseguró que "La Cámpora se quiso meter adentro. Es lógico, porque si yo me quedaba adentro del diario, ellos perdían el único medio que les quedaba. ¿De quiénes son los medios? Los medios no eran de los periodistas, ni de Szpolski, ni de Cristóbal López, los medios son de Cristina Kirchner", dijo Martínez Rojas.

El ex empresario de medios K, insistió: "Soy dueño de Tiempo Argentino y de Radio América. Me sacaron las empresas. Los empleados me sacaron Tiempo Argentino, hicieron una cooperativa y se llevaron las cosas, que son mías".

Los trabajadores de Tiempo Argentino, que editan en forma cooperativa el semanario homónimo, emitieron un comunicado, donde afirmaron que "Mariano Martínez Rojas no es el ex dueño de Tiempo Argentino, sino el líder de una patota que el 4 de julio de 2016 irrumpió en la redacción del diario sacando a los golpes a sus trabajadores, rompió equipos de trabajo y cortó las redes de comunicación del medio cooperativo para impedir que pudiéramos seguir informando".

En la entrevista que le hizo Wiñazki, Martínez Rojas se preguntó "¿Por qué no está preso Szpolski?", luego de vaciar los medios que formaban parte del Grupo 23.

Martínez Rojas aseguró que "a Szpolski le mandaban cien palos por mes", en publicidad oficial. Y que Szpolski lo amenazó "para que yo no quiebre Tiempo Argentino", porque si quiebra se va a conocer cómo se financiaba ese medio.

"Me manda Szpolski fotos de mis hijos entrando al colegio. Lo tengo para probar. Le tiré con un jarrón a un emisario de él. Tengo para probar que lo cagué a trompadas a Szpolski en el Malba. Porque si vos entrás a una confitería y está el tipo ahí que te manda fotos de tus pibes, ¿qué tenés que hacer?", dijo Martínez Rojas.

El ex empresario de medios K aseguró que, mientras él tiene "un pedido de captura internacional, Szpolski está esquiando en Chapelco, no está procesado, ni condenado. Ahí te das cuenta como funciona la justicia".


La respuesta de Guillermo Moreno

Mariano Martínez Rojas había dicho la noche anterior que la esposa del ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, la escribana Marta Cascales, tenía un rol en las supuestas maniobras de lavado de dinero que se realizaban mediante operaciones aduaneras: "La que cobraba era la esposa, la recaudadora. Moreno no te tocaba una moneda".

Moreno sostuvo anoche, en A24, que no conoce a Martinez Rojas: "Dice cualquier cosa, me parece que está desvariando".

Añadió: "¿Es posible tener una empresa que no es solvente con acciones solventes? Sí, es posible. Y si eso es posible lo inverso también".

Añadió sobre su mujer: "Es escribana y tiene medalla de oro entregada por el Colegio Público de Abogados, contra lo que está diciendo un muchachito (por Martínez Rojas) que tiene pedido de captura".

Agregó a TN: "A Martínez Rojas jamás me vio ni lo vi. No lo conozco. Involucra a mi señora porque me quiere involucrar a mí".


Fuente: Clarín


Comentá esta nota