María Eugenia Vidal les pidió a los empresarios que arriesguen e inviertan para consolidar el cambio en octubre
La gobernadora bonaerense participó de la primera sesión del Coloquio de IDEA y reclamó inversiones para ayudar a combatir la pobreza. Agradeció a los empresarios que la "invitan a inaugurar fuentes de trabajo" pero resaltó que todavía "falta que se animen".
La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal durante la inauguración del Coloquio de IDEA en Mar del Plata.
Frente a mil empresarios que escucharon en silencio su discurso optimista, medido y esperanzador, María Eugenia Vidal pidió anoche a los empresarios que "arriesguen" y los instó a invertir y generar trabajo: "Tenemos la oportunidad única de hacer la transformación de la Argentina", resaltó.

La mandataria provincial hizo una convocatoria a la "audacia" para consolidar "un cambio de transformación profunda" en las próximas elecciones legislativas.



También instó a "salir de la zona del confort" y a abandonar la "esfera individual" para buscar soluciones en un país con más de 12 millones de pobres.

"Se tienen que poner incómodos con esta situación y aprovechar esta oportunidad única y dejar de pensar en cuánto nos va a redituar cada cosa que hagamos", señaló.

Los empresarios que colmaron el hotel Sheraton para la apertura del 53ª Coloquio de IDEA de Mar del Plata la aplaudieron.

La gobernadora se fue por una puerta contigua al salón, sin probar el lomo con salsa de malbec. Prefirió irse a cenar a un restorán marplatense de culto.

Vidal abrió así la cumbre de hombres de negocios más importante del año, que se hace cada doce meses en Mar del Plata.

Desde anoche y hasta mañana desfilarán por aquí empresarios, sindicalistas, periodistas y hombres de la cultura. Lo que Mauricio Macri llama habitualmente el circulo rojo.

Pero lejos de lo que a veces busca instalarse desde la Casa Rosada anoche se respiró sintonía entre unos y otros.



"Guauuu, cuesta no emocionarse", le dijo la directora de IDEA y CEO de Latam, Rosario Altgelt, que ofició de entrevistadora.

El Presidente no estará ajeno a los movimientos en Mar del Plata: mañana cerrará el encuentro e insistirá en la importancia de no detener el cambio.

Para el presidente Mauricio Macri venir al Coloquio es una obligación, pero también una suerte de cábala.

Vino muchas veces como empresario, pero recuerda especialmente la bienvenida que le dieron poco antes de ser elegido como sucesor de Cristina Elisabet Fernández de Kirchner.

"Siempre digo algo políticamente incorrecto: los dirigentes no venimos de un repollo. Somos parte de esta sociedad. Cuando decimos que esto se resuelve entre todos no es un slogan de campaña, es entre todos", dijo la gobernadora. Insistió con que es necesario "arriesgar".

Y pidió que los empresarios lo hagan. "Los 12 millones de pobres no están en condiciones de arriesgar. Ellos ya arriesgan su supervivencia todos los días. Acá se ha transmitido la pobreza de generación en generación. Son otros los que tienen que arriesgarse".

Vidal se presentó junto a buena parte de su Gabinete. La movida no estuvo exenta de los gestos electorales.

Dijo que se siente "orgullosa" porque muchos de esos empresarios "están demostrando en la Provincia" ese compromiso al que se refería. En ese sentido, destacó a aquellos que la "invitan a inaugurar fuentes de trabajo".

Igualmente, no fueron todos elogios: "Falta, falta que se animen como se están animando millones de argentinos", subrayó ante los empresarios para que colaboren con el "cambio".



El macrismo apuesta a crecer en el interior para dar vuelta el resultado de agosto. La gobernadora se mostrará junto a Esteban Bullrich.

"La principal preocupación de Mariú en términos electorales es que sus candidatos no se relajen y que la gente comprenda que es importante que vaya a votar". Vidal teme que muchos crean que la contienda ya está definida.

"Esto se define en pocos días", advirtió María Eugenia Vidal sobre las elecciones del 22 de octubre, por lo que cerró con una invitación a los empresarios a que "no se lo pierdan" y sumen esfuerzo a la propuesta del Gobierno.


En la jornada inaugural del Coloquio los empresarios dejaban trascender entusiasmo. Carlos Blaquier hijo contó que hacía veinte años que no venía y que ahora decidió venir porque "puedo decir lo que pienso".

Paolo Rocca, el CEO del Grupo Techint, también tiene previsto regresar mañana. A diferencia del año pasado, también se ven muchos sindicalistas, como Juan Carlos Schmid, Antonio Caló y José Luis Lingeri.

No está previsto que Sergio Massa, Florencio Randazzo ni Cristina Elisabet Fernández de Kirchner participen del Coloquio de IDEA.


Comentá esta nota