Macabro descubrimiento: el misterio de los pies que aparecen en la costa de Canadá
Apareció el décimo tercero en una década. Siempre llevan zapatillas puestas.
Mapa con todos los hallazgos, difundido por el Servicio Forense de la Columbia Británica.

Funcionarios canadienses investigan la aparición de un pie en las costas de la Columbia Británica.

Lo que vuelve más extraño al suceso es que se trata de la décimo tercera vez que ocurre desde 2007. Siempre un pie, vestido con zapatillas, traído por la marea a la playa.

El espeluznante hallazgo fue realizado por un lugareño llamado Mike Johns mientras caminaba con su perro por la pintoresca costa sur de la Isla Vancouver.

Un objeto enredados en unas algas llamaron la atención de su perro y John se agachó a ver qué era.

Era una tibia y un peroné junto a su correspondiente pie izquierdo vestido con una media blanca y una zapatilla negra con cierre de velcro.

"Por cómo se veía, el pie estaba totalmente intacto. El hueso del tobillo funcionaba y los huesos estaban enganchados a la base de la rodilla", contó Johns a la televisión de su país.



El pie, calzado con medias y zapatillas. Foto: New York Times

Este es el último de una serie, ya otros 12 pies fueron arrastrados a la playa por la marea en la Columbia Británica, cada uno calzado con su zapatilla.

Las especulaciones llevaron a hablar de desastres naturales, como el tsunami de 2004, o aviones que se estrellaron en el mar o naufragios de barcos.

Otras teorías sostienen que se trata del trabajo de un asesino serial o del crimen organizado.

De los últimos 12 casos, la policía provincial sostuvo que ninguno de los pies tenía signo de trauma o golpes. Identificaron a ocho de ellos: cuatro pertenecían a dos personas y los restantes pertenecían a hombres.

Todos se habían suicidado o habían muerto accidentalmente. Sus pies se habrían desprendido de su cuerpo durante el proceso de descomposición, dijo la oficina forense.

El que siempre se encontraran zapatillas parece ser parte de la explicación. Hechas con material liviano pero durable, el calzado protege el pie de la descomposición y actúa como un instrumento de flotación que los lleva a la superficie. La marea hace el resto.

Ahora las autoridades tratan de identificar el último pie y la causa de muerte de su antiguo dueño.


 

Comentá esta nota