León Arslanian es el nuevo abogado de la procuradora Alejandra Gils Carbó
Para representarla en la causa por la compra del edificio de la calle Perón, el ex juez del Juicio a las Juntas reemplaza desde hoy a Alejandro Rúa, que también es abogado de Cristina Elisabet Fernández de Kirchner.
Alejandra Gils Carbó, procuradora General de la Nación.
La procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, cambió de abogado en la causa en la que se la investiga por presunto fraude contra la administración pública por la compra de un edificio en la calle Perón al 600, para que funcionen oficinas de su dependencia.

El cambio en su defensa se oficializó hoy, según confirmaron a Clarín fuentes judiciales.

Será León Arslanian quien defenderá a la jefa de los fiscales nacionales, que está próxima a ser procesada en esta causa.

La procuradora decidió cambiar su defensa, que hasta hoy estuvo a cargo de Alejandro Rúa, abogado de Cristina Elisabet Fernández de Kirchner en la causa por el presunto encubrimiento del atentado a la sede de la AMIA.

Rúa la representaba en la única causa por corrupción que tiene la Procuradora en los Tribunales de Comodoro Py.

Se trata de la compra del edificio de la calle Perón al 600. Según la investigación a cargo del juez federal Julián Ercolini, la operación se concretó por 43.850.000 pesos, con "un complejo entramado bajo la simulación de un proceso licitatorio", con el que el Ministerio Público Fiscal, adquirió el edificio investigado y se pagó a la inmobiliaria Arfinsa un "monto significativamente mayor a los 27 millones de pesos que se hubieran pagado de haberse concretado la operación que sólo dos meses antes había sido dejada sin efecto".

El edificio adquirido fue destinado al Ministerio Público Fiscal. La operación contó con comisiones por más de 10,7 millones de pesos, y según la Justicia Gils Carbó y el subdirector general Guillermo Bellingi, "diagramaron un complejo entramado" para que "en forma directa o a través de intermediarios" se haya adquirido el edificio "bajo la simulación de un acto licitatorio direccionado desde su inicio".

Pese a negarlo, la jefa de los fiscales nacionales admitió que había visitado el edificio en febrero, "cuando el llamado a licitación fue un mes después, con un pliego a medida del comprador", indicaron fuentes judiciales lo que podría complicar su situación procesal.

En este escenario, la jefa de los Fiscales decidió modificar su estrategia y nombró un nuevo abogado.

La defensa quedará a cargo del letrado León Arslanian quien se presentó formalmente esta mañana en el juzgado de Ercolini.

 

Comentá esta nota