La Unión Industrial Argentina propone debatir una reforma laboral después de las elecciones
Miguel Acevedo sostuvo que hay varios puntos que se pueden modificar "sin que el sindicalismo esté en pie de guerra". Se puede bajar el costo laboral sin tocar los salarios o la cantidad de horas, apuntó.
Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA).

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, insistió en la necesidad de debatir una reforma laboral después de las elecciones de octubre.

Aunque el empresario advirtió: "No estamos pensando en hacer un copy/paste de lo que está haciendo Brasil. Hay muchas cosas que se puedan reformar sin que el sindicalismo esté en pie de guerra", afirmó Acevedo, al subrayar que se puede apuntar en bajar el costo laboral, pero sin modificar cuestiones de carácter salarial o la cantidad de horas de la jornada de trabajo.

Antes del almuerzo que los miem­­bros de la UIA tendrán el martes con el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, el dirigente industrial sostuvo que la reforma laboral es una discusión que se tendrá que dar "después de octubre", cuando se celebrarán las elecciones legislativas.


Sin copiarle a Brasil


"No estamos pensando en un copy/paste de lo que está haciendo Brasil porque Argentina tiene su impronta diferente", sostuvo Acevedo, y advirtió que las industrias del interior, por ejemplo, tienen "problemas focalizados en la logística o los costos impositivos".

En cuanto al escenario económico, el dirigente industrial consideró que el país ha dejado de caer.

"La tendencia es a seguir subiendo, y eso nos pone optimistas. Hay sectores en los que ya se ven inversiones y, desde el año pasado, consultas. A mí me parece que donde hay que focalizar las inversiones es en el empresariado nacional. Ahí es el primero que va a invertir, después van a venir de afuera", sostuvo.

Acevedo argumentó que el empresario argentino "es el que más conoce lo que está pasando en la Argentina y ve cuándo los números dan para invertir, porque nadie va a invertir donde sabe que no va tener ganancias".

"Se están dando las condiciones para que empiecen ese tipo de inversiones. El problema quizá haya sido pensar, hace dos años, que con el cambio de gobierno iba a haber un boom económico. No se dio así, había mucha carga negativa, cosas que había que arreglar, y eso se está dando gradualmente", remarcó.

Dijo que es "optimista" de que el próximo semestre van a empezar a llegar inversiones, en primer medida de empresas nacionales.


Reforma fiscal

En cuanto a la reforma fiscal, que el Gobierno anunció que enviará al Parlamento antes de fin de año, el titular de la UIA anticipó que será uno de los temas por conversar el martes en un almuerzo que compartirán los industriales con Dujovne.

"El Presidente nos dijo que no se iba a tratar hasta después de las elecciones, que el tema lo tenía en estudio Dujovne. Seguro esperan la nueva composición del Congreso (tras las elecciones de octubre). Pero no hemos visto todavía ningún papel" de las propuestas, aclaró.


Trabas al biodiésel

En una entrevista con radio Mi­tre, el presidente de la Unión Industrial Argentina también se quejó del aumento de aranceles al ingreso de biodiésel argentino a los Estados Unidos.

Advirtió que habrá un problema de baja de precio para los exportadores nacionales de aceites crudos.

"Esta­dos Unidos es el campeón de la li­bertad, pero cuando ve que sus empresas están perdiendo mercados, se cierra. Esto no es la primera vez que pasa. Esto es un copy/pas­­te de lo que pasó en Europa", sostuvo Acevedo, quien conoce de cerca el tema porque es hombre del complejo agroindustrial expor­tador, desde Aceitera General Deheza.

El industrial advirtió de que estas trabas van a provocar una baja de los precios internacionales de los aceites crudos, de donde se produce el biodiésel, ya que Argentina (primer exportador) tendrá un excedente de dos millones de toneladas.

La administración de Donald Trump decidió elevar entre 50,29 y 64,17 por ciento el arancel a las exportaciones de biodiésel desde Argentina, lo que motivó un reclamo y gestiones diplomáticas del Gobierno argentino para que se revea la medida.


Ingreso de capitales

El empresario agroindustrial y presidente del Grupo Los Grobo, Gustavo Grobocopatel, reclamó una sustancial baja de la presión impositiva como condición para el ingreso de capitales de inversión productiva.

"Si no se bajan los impuestos, se va a retrasar mucho el flujo de inversiones", opinó Grobocopatel.


Fuente: DyN


 

Comentá esta nota