Juan Vigliero: "Lagomarsino podrá ser una pieza más, ahora hay que saber quién mató a Nisman y por qué"
El abogado de las hijas del fiscal asesinado, sostuvo: "No hay duda de que atrás tiene que haber aparatos organizados de poder".
Alberto Nisman. Foto: Reuters

En la previa de la declaración de Diego Lagomarsino, señalado por el fiscal federal Eduardo Taiano como partícipe del homicidio de Alberto Nisman, uno de los abogados que representa a las hijas del ex titular de la UFI-AMIA, Juan Pablo Vigliero, dijo que la indagatoria del perito informático "es solamente un punto de partida" en el esclarecimiento de la causa.

Vigliero señaló que desde que comenzó la investigación para determinar las circunstancias en las que murió Nisman "las cosas se han hecho mal".

"No se preservó de entrada la escena del crimen. Había gente que no tenía que estar allí, como el señor Berni. La Policía Federal tampoco tenía que estar", explicó.

Por otra parte, sostuvo que la declaración de Lagomarsino, que tendrá lugar este martes, "es solamente un punto de partida".

En tal sentido, consideró que en un hecho de esta naturaleza "no hay duda de que atrás tiene que haber aparatos organizados de poder".

"No puede haber ninguna duda de que Lagomarsino podrá ser un engranaje más. A nosotros nos interesa saber qué hay por detrás y los motivos", explicó Vigliero.

"De que lo mataron no hay ninguna duda, ahora hay que saber no solo quién fue, sino lo que interesa acá es saber los motivos por lo que lo mataron", concluyó.



Diego Lagomarsino.

"Aparece con un tiro en la cabeza un señor que vivía en un complejo con vigilancia privada, con cámaras de seguridad, custodiado por la PFA, con cámaras en la vía pública, con la Prefectura regular más la inteligencia en la vía pública", describió el letrado y concluyó que "nada funcionó".

Y remarcó: "Que en la Argentina contemporánea, con las instituciones funcionando, con un gobierno democrático, con división de poderes y en pleno siglo XXI aparezca un fiscal con un tiro en la cabeza es grave".


 

Comentá esta nota