Juan Martín Mena negó las acusaciones y defendió el Memorándum con Irán
El ex número dos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el kirchnerismo como "disparate" el dictamen por encubrimiento del atentado a la AMIA. Anticipó que si lo citan a indagatoria irá a declarar.
Juan Martín Mena, ex número dos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Foto: NA

El fiscal federal Gerardo Pollicita le solicitó al juez federal Claudio Bonadio que cite a declaración a indagatoria a Cristina Elisabet Fernández de Kirchner y otros 13 imputados por encubrimiento del atentado a la AMIA mediante la firma del Memorándum con Irán, causa iniciada por Alberto Nisman días antes de morir.

Uno de los acusados es Juan Martín Mena, ex número dos de Oscar Parrilli en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), quien en diálogo con Infobae rechazó el dictamen y defendió lo hecho por el kirchnerismo por la causa que lleva más de 20 años casi sin avances.

"Lo más preocupante es que el dictamen de Pollicita es un disparate desde el punto de vista jurídico y fáctico. No hace más que un refrito de lo que en su momento presentó como denuncia Alberto Nisman pero con una gravedad insoslayable: Nisman había muchas cosas que no conocía cuando formuló la denuncia, que Pollicita si las conoce", comenzó Mena.

Sobre esto, ejemplificó que el fiscal "insiste en que el objetivo principal de la presunta maniobra criminal ideada por Cristina Kirchner era dar de baja las alertas rojas de interpol sobre los pedidos de captura cuando eso fue desmentido en tres oportunidades por el secretario general de Interpol que destacó los denodados esfuerzos de Timerman y del gobierno argentino para mantener las alertas rojas".

Además, agregó que aunque este hubiera sido la intención, "no podían darlas de baja" porque "el único que puede es el juez".

Consultado entonces sobre el fin del Memorándum, Mena explicó: "Era dotar de herramientas de cooperación internacional a la justicia argentina en la causa AMIA. Las capturas de los iraníes se habían decretado en 2006 por Canicoba Corral (juez de la causa) y no tuvo un solo avance hasta que logramos la firma del Memorándum, que iba a permitir que el juez federal argentino se traslade a Teherán a tomar indagatorias que, recordemos, es el paso inicial en una causa penal".



Juan Martín Mena y Oscar Parrilli. Foto: NA

"Cuando un país niega la extradición de un acusado de su país no queda otra que el juez se traslade y tome la indagatoria en el lugar de residencia", resumió.

En este punto, desmintió que el rol de la Comisión de la Verdad fuera concluir que los iraníes no tenían nada que ver con el atentado: "Tenía un objetivo que era proponer dos miembros por cada estado, Argentina e Irán, y uno de común acuerdo que oficie de presidente. Esa comisión iba a analizar el caso y a hacer recomendaciones a los Estados, que nada tenía que ver con la causa porque es ilegal, no se podría haber hecho de otra manera. El Ejecutivo nunca puede tomar una decisión por sobre la justicia argentina, por lo tanto no tiene nada que ver el desarrollo de la causa penal con una Comisión de la Verdad que pretendían constituir ambos Estados. No tiene ninguna gravedad esa comisión".

Y sentenció: "Lo grave del fiscal Pollicita es que él adelanta que la Comisión de la Verdad iba a concluir que los iraníes no tenían nada que ver en el atentado. ¿Cómo puede llegar a ese razonamiento? Si el Memorándum ni siquiera fue aprobado en Irán, ni siquiera se comenzó a ejecutar. Por lo tanto, no habían sido ni siquiera elegidos los miembros de la comisión, no se había constituido, ¿y él ya sabe el resultado? Es vergonzoso. Eso lo puede sostener un vidente o tarotista, pero no un fiscal en un dictamen".



La ex presidente Cristina Elisabet Fernández de Kirchner y el ex canciller Héctor Timerman. Foto: NA

Del mismo modo se mostró al hablar de las escuchas entre Luis D'Elía, Fernando Esteche y Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil, sospechados de integrar una "diplomacia paralela".

Primero aclaró que no conoce a "ninguno de esos actores" pero advirtió: "No dejan de ser conversaciones entre particulares. Se tendría que dar alguna prueba de que esas elucubraciones tengan algún correlato con la realidad, y eso no existe. No puedo opinar y menos judicializar especulaciones de particulares por teléfono. Porque mañana planeo un atentado internacional contra la Torre Eiffel, te nombro a vos y ¿te van a meter preso por un atentado? Lo tenes que sustentar con pruebas la hipótesis que estás sosteniendo".

"Ese famoso desarrollo de una diplomacia paralela no deja de ser un refrito de comunicaciones entre particulares que no tuvo ningún correlato con la realidad", cerró Mena.

Finalmente, el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Justicia adelantó que si el juez federal Claudio Bonadio accede al pedido de Pollicita irá a declarar: "Me presentaré a explicar esto mismo al juez que lo requiera. Lamentablemente, fruto de la persecución judicial y a que hoy en día la Justicia Federal se está guiando más por lo que mandan algunos poderes internacionales, mediáticos y políticos, si hicieran las cosas con mayor seriedad todas estas cuestiones se evacuan muy fácilmente. Pero bueno, si me llaman a indagatoria por supuesto que concurriremos y daremos todas estas explicaciones".


Fuente: Infobae


 

Comentá esta nota