aquinoticias

Córdoba, Argentina
 
Trump moderó su política migratoria y prometió fuerte reducción de impuestos
En su primera presentación ante el Congreso, el presidente de EEUU les dijo a los legisladores que la sanción de una nueva ley para los inmigrantes era posible. Por la tarde, había sugerido que estaba dispuesto a legalizar a millones de indocumentados.
El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump. Foto: EFE
01.03.2017
Por primera vez desde que ocupa la Casa Blanca, el presidente Donald Trump protagonizó anoche el tradicional ingreso triunfal por los pasillos del Congreso -flanqueado de ansiosos diputados y senadores- y se plantó ante los legisladores para trazar los lineamientos de su mandato, que hasta ahora ha sido polémico y caótico.

Recibió ovaciones y abucheos. En un discurso de tono moderado en los que recorrió sus temas y frases de campaña, Trump prometió una reforma fiscal "histórica" y abrió, aunque sin dar detalles, la puerta a una reforma migratoria, que podría significar un giro a su dura política sobre el tema.

Frente a las dos cámaras legislativas reunidas, y ante millones de espectadores en el país y el mundo, Trump buscó delinear su mandato, tras un inicio caótico en el que desconcertó a gobernantes extranjeros, atacó con furia a la prensa y también vio como los tribunales frustraban sus primeras medidas sobre inmigración.

El tema del mensaje de anoche fue "la renovación del espíritu estadounidense".

Con una corbata azul con rayas blancas (abandonó su roja tradicional) y la bandera estadounidense en la solapa comenzó su mensaje con un fuerte y esperado rechazo a los recientes incidentes antisemitas.

"Somos un país que está unido en condenar el odio el todas sus formas", dijo.

Con el vicepresidente Mike Pence y el líder republicano Paul Ryan sentados sonrientes a sus espaldas, Trump hizo su primer anuncio, aunque no especificó cifras: "Estamos trabajando en una histórica reforma fiscal que reducirá los impuestos a las empresas para que sean competitivas en todos lados", dijo y agregó que también habrá "un masivo alivio de impuestos" para la clase media.

En lo que representaría un giro a su política, también dijo que "una reforma migratoria es posible", si se enfoca en mejores trabajos y salarios para los estadounidenses, la seguridad nacional y el imperio de la ley y en el mérito de los inmigrantes, sin dar más detalles.

Si bien mantuvo en su discurso sus duras y conocidas consignas contra los inmigrantes que habían cometido crímenes y la construcción del muro en la frontera, por la tarde había trascendido -tras una reunión entre el presidente y varios periodistas- que Trump estaba dispuesto a aceptar en su primer mandato una reforma.

Trascendió que contemplaría una cierta forma de legalización de 11 millones de inmigrantes indocumentados, que permitan a los "sin papeles" que no hayan cometido delitos graves vivir, trabajar y pagar impuestos en Estados Unidos sin el miedo a las deportaciones.

No significa que habrá un camino para la obtención de la ciudadanía de los que viven ilegalmente en el país, se aclaró, aunque podría haber una posible excepción con los "dreamers" (soñadores), que son los que ingresaron a los Estados Unidos cuando eran pequeños.

Aunque Trump muchas veces habla y luego se contradice, esto implicaría un gran cambio en la política migratoria de Trump. Nunca había mencionado esta posibilidad.

En línea con lo que había trascendido en los últimos días, Trump también anunció anoche un aumento del presupuesto militar.

"Para que EEUU esté seguro, debemos suministrar a los hombres y mujeres de nuestras fuerzas armadas las herramientas necesarias para prevenir la guerra y -si tienen que hacerlo- luchar y ganar".

Y agregó que estaba enviando al Congreso un presupuesto que" reconstruirá al ejército" y suministrará "el mayor incremento en el gasto en defensa de la historia de EEUU".

Esta iniciativa contempla un aumento de 54.000 millones de dólares en gastos militares y, para contrapesar el desembolso, promueve una reducción de costos en programas domésticos y ayuda extranjera.

En un discurso centrado más bien en política interna y en "hacer a Estados Unidos grande otra vez", volvió a recorrer buena parte de las promesas de su campaña.

Y no podía faltar otro de sus caballos de batalla, la ley de salud promovida por su antecesor. "El Obamacare está colapsando", dijo.

"Debemos actuar decisivamente para proteger a los estadounidenses", añadió y llamó a republicanos y demócratas a trabajar juntos en el Congreso para poder sacar una nueva ley.

También prometió eliminar el terrorismo del ISIS. "Trabajaremos con nuestros aliados, incluyendo a nuestros amigos y aliados del mundo musulmán, para extinguir de la faz de la Tierra a este villano enemigo", dijo el presidente.




 
Deja tu comentario
* Su Nombre:


* Su e-mail:


* Su Comentario:


CAPTCHA Image Reload Image
Ingrese el código
Últimas noticias
 
Confirmado: Facundo Manes, primer candidato a Diputados de Cambiemos
Municipalidad de Córdoba invierte $ 60 millones en revalorizar el área central
Para la titular del Tribunal Superior de Justicia, Aída Tarditti: "Se harán públicas las causas de corrupción"
Desaparece del Everest el mítico escalón Hillary, último reto antes de la cima
Muere un cazador profesional sudafricano aplastado por un elefante
La verdad científica detrás de la "Culebrilla": enfermedad denominada Herpes Zoster
 
Ingenieros cordobeses desarrollaron una impresora 3D portátil para construir casas
 
Una gran polémica: el día que Google y Facebook fueron considerados Estados
 
Un ex futbolista uruguayo contó cómo dilapidó una fortuna de 14 millones de dólares
 
El festejo de cumpleaños íntimo de Susana Giménez en Punta del Este
| AquíNoticias 2017 - Todos los derechos reservados
| Director: Jorge Giménez
| info@aquinoticias.com.ar