Guillermo Dietrich: "En el conurbano hay 660 kilómetros de calles de tierra por las que circulan colectivos"
El ministro de Transporte aseguró que ya están en obra unos 100 kilómetros y prometió que para 2019 se pavimentarán en su totalidad. "Nunca más va a depender del clima que los chicos vayan al colegio", dijo.
Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.

 El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, aseguró anoche que "la infraestructura es el cuello de botella para el desarrollo del país" y en ese sentido señaló que en el conurbano bonaerense todavía hay "660 kilómetros de calles de tierra por las que circulan colectivos".

"Actualmente estamos pavimentando unos 220 kilómetros -ya tenemos 100 en obra-  y para el 2019 vamos a completar los 660 kilómetros", explicó el funcionario en la mesa de Mirtha Legrand.

Para Dietrich, el cambio que estas obras generan en la vida de los vecinos es clave. Ya que en esos barrios, cuando llueve el transporte no entra, y en consecuencia "los chicos no van al colegio, no entran las ambulancias o el patrullero".

Por lo tanto, celebró que gracias a las obras en marcha "nunca más va a depender del clima que los chicos vayan al colegio".

El ministro también relató una anécdota personal para graficar la importancia de las obras viales: "Almorcé con cinco choferes del Metrobus de La Matanza y uno de ellos, Carlos, me dijo que el principal cambio es que la gente está más educada y los trata mejor".

Al respecto, analizó: "Entiendo que es porque de golpe se sienten tenidos en cuenta por alguien, tras años de abandono en los que esperaban el colectivo en una calle de tierra, sin luz y con inseguridad".

También aseguró que, a diferencia del gobierno anterior, las licitaciones de Vialidad Nacional "están todas en Internet, no se compran más los pliegos y se puede ver cuántas empresas participaron. Antes eran dos y ahora son treinta", afirmó.


La salida de Isela Costantini de Aerolíneas Argentinas

El momento de mayor incomodidad para Dietrich llegó cuando Mirtha le preguntó por la salida de Isela Costantini de Aerolíneas Argentinas tras apenas un año de gestión.

"Yo decidí cambiar al presidente de Aerolíneas, consideraba que en esta etapa (Mario) D'Acqua era la persona indicada", reconoció el ministro.

Acto seguido, aclaró que "Isela hizo un buen trabajo el primer año".

El ministro eligió no profundizar ante los comentarios de los otros invitados, quienes señalaron que Costantini se oponía a la llegada de las aerolíneas de bajo costo y su postura conciliadora con los sindicatos.

"Aerolíneas gastó durante el kirchnerismo $ 75 mil millones, con esa plata duplicamos las autopistas del país. El año pasado el déficit se redujo a la mitad y al 2019 va a ser rentable", argumentó Dietrich.

En cuanto a las low cost, aclaró que Aerolíneas "tiene capacidad para competir y crecer" y la mayor competencia permitirá que "millones de argentinos que nunca soñaron con volar en avión puedan hacerlo".

 

 

 

Comentá esta nota