Eduardo Eurnekián: "El aeropuerto de Córdoba está listo para quintuplicar los vuelos"
El dueño de Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000) habló sobre la "revolución de los aviones" que promueve el Gobierno.
Eduardo Eurnekián, titular de AA2000.
Eduardo Eurnekián, dueño de Aeropuertos Argentina 2000, en su paso por la ciudad de Córdoba, dio su mirada sobre la "revolución de los aviones" que promueve el gobierno y destacó que Aeroparque está al límite y el rebalanceo de tasas de aeropuertos entre vuelos internacionales y vuelos de cabotaje.

Asimismo el empresario se refirió al dilema de la red de 35 aeropuertos que administra AA2000.


- En la revolución de los aviones, muchos dicen que las tasas aeroportuarias son un problema a resolver, ¿cuál es su visión? -le preguntamos a Eurnekián.

- Cuidado con ese análisis. Veamos: cuando se licitan los aeropuertos y todas las provincias participan, suman sus estaciones aéreas y se integra un sistema donde sólo Aeroparque y Ezeiza son superavitarios y los 33 restantes trabajan a pérdida, subvencionados por los otros dos. En los 19 años (de la concesión), hemos invertido de forma directa y a través de tasas e impuestos u$s 6.000 millones y sólo se han retirado u$s 12 millones de utilidad. Entonces: hay una distorsión del sistema en general.

Para Eurnekian, dueño de Corporación América y controlante de AA2000, el Estado deberá fijar las políticas que aborden esta distorsión.

Una alternativa -piensa- es rebalancear las tasas aeroportuarias, bajando la carga en los vuelos internacionales y subiéndola en los de cabotaje.


- El gobierno planea triplicar los vuelos en los próximos tres años, ¿da la infraestructura para eso?

- Tranquilamente -responde al instante Eurnekián-; piense en el aeropuerto de Córdoba que puede quintuplicar, no triplicar su tráfico con la estructura que tiene ahora.

- La cosa es distinta en Aeroparque...

- Aeroparque (está llegando) un límite de minuto y medio a dos minutos por avión, pero no hace falta llevar todo a Aeroparque (en Buenos Aires), también está Ezeiza.


 

Comentá esta nota