Doce presos se fugan de una cárcel de Alabama engañando a un guardia novato con mantequilla de cacahuete
Sucedió el domingo en el condado de Walker, EEUU, y los prisioneros ya han sido detenidos. Los reos, de entre 18 y 30 años, estaban en la cárcel por motivos como intento de asesinato, robo, drogas, violencia doméstica, violación y desorden público.
Una cárcel en Estados Unidos.
Un ingenioso truco con mantequilla de cacahuete y un vigilante novato dieron lugar a la fuga de 12 presos, la más ridícula de la historia.

Sucedió el pasado domingo en el condado de Walker en Jasper, Alabama, según ha informado The Washington Post. Sin cortar barras de acero o perforar paredes, como acostumbra Hollywood a mostrar en sus películas.


Los reos se aprovecharon de un guardia inexperto para usar mantequilla de de cacahuete de sus sándwiches para tapar y cambiar el número de varias puerta de la cárcel, incluida una que da al exterior por el de la celda de uno de los reclusos.

El recluso pidió volver a entrar en su celda y el vigilante terminó abriendo la puerta, dando acceso al exterior a los 12 presos.

Después utilizaron sábanas para trepar el alambre de púas, aunque dos resultaron heridos y fueron hospitalizados tras su recaptura.

"No voy a excusarnos. Fue un error humano lo que permitió que esto sucediera... El guardia es un chico joven que lleva poco tiempo", explicó a los medios el alguacil del condado, Jim Underwood.

Aunque no especificó qué iba a pasar con el guardia, solo que "se encargarían" del tema.

Los prisioneros tienen entre 18 y 30 años y se encuentran en la cárcel por motivos como intento de asesinato, robo, drogas, violencia doméstica, violación y desorden público.

Ahora se enfrentarán a cargos adicionales como resultado de la fuga, según Underwood.


Detención

El domingo se capturaron a once de estos presos fugados en el área cercana a la cárcel.

Solo quedaba Bradley Andrew Kilpatrick, que fue detenido este martes al norte de West Palm Beach (Florida), a unos 1.125 kilómetros (a más de 700 millas) de la cárcel de la que se fugó.

Fuente: EFE


 

Comentá esta nota