Amuchástegui: "Soy un cruzado que defiende la asociación público-privada en el sistema de salud"
Se trata del CEO del Grupo Hospital Privado, el holding fundado hace 60 años por un grupo de médicos y que -además de sus centros de atención- posee otras seis unidades de negocio dedicadas al rubro en Córdoba.
Gerardo Amuchástegui, CEO del Grupo Hospital Privado.
El CEO del Grupo Hospital Privado, Gerardo Amuchástegui, sostuvo que "los fundadores pensaban que podían convivir -pasillo de por medio- ambos sectores sociales. Algo fantástico pero altamente utópico desde lo que significaba tener recursos para mantener eso y al cabo de su primer año esa idea sucumbió, pero ese compromiso social inicial marca la identidad actual de la empresa".

El Hospital Privado nació en una de las "grietas" de la historia de nuestro país: en la primera crisis entre peronistas y antiperonistas, hace 60 años.

Fue cuando un grupo de médicos despedidos de las universidades y hospitales públicos decidieron fundar una institución que bajo su misma estructura "cobijara a pacientes indigentes con pacientes privados".

Hoy, cuando se le pregunta a este médico radiólogo a cargo de administrar el holding hacia dónde debería ir el sistema de salud su respuesta es instantánea y argumentada así:

"La salud es una sola y creo que lo público y lo privado terminarán juntándose, por una sola razón: la concentración y la utilización de los recursos es una necesidad y una realidad. Ejemplo: uno va a una ciudad mediana del interior de Córdoba y encuentra que hay solo un hospital público para atender a toda la población o una clínica sin atención estatal. ¿Y qué ocurre? Se vienen a la ciudad de Córdoba; el 60% de la gente que llega al Hospital Ferreyra (que gerencia el Privado) llega del interior", dice.

Y prosigue: "En los últimos 10 años se cerraron 150 instituciones de salud  en la provincia, ¿y del otro lado cuántas se abrieron? Las que crecemos es fruto de una concentración, que no es lo que debería suceder, pero es a lo que nos ha empujado la realidad y creo que hay que fortalecer lo público, las alianzas público-privadas, lo dice alguien que está en el sector privado", continúa.

Amuchástegui sostiene que los presupuestos que tienen hoy los grandes hospitales públicos son similares a los de una institución privada, "sin embargo -manifiesta- los resultados de productividad son claramente diferentes y aquí es donde hay que juntarse: soy un cruzado en esta idea de unir lo público y lo privado, que básicamente es poner cada uno lo que más conoce y más sabe".

Asegura que el financiamiento para esto provendrá de la seguridad social -"hoy el 30% de los que tienen obras sociales se atienden en hospitales públicos"- y justifica su idea con el reciente proyecto de iniciativa privada para gestionar lo público que el Grupo presentó al Gobierno de Córdoba -que ya lo declaró de interés público- para gestionar 44 hospitales estatales.

"Una renovación absoluta de los principios de los fundadores", asegura.

El plan de modernización de hospitales públicos propone un fuerte desembarco de la informatización de los sistemas, una propuesta de pago por productividad al personal (médicos, auxiliares de salud y administrativos) por encima de lo que cobran relacionado a la asistencia.


Un sector cada vez más digital (y más diversificado)

Gerardo Amuchástegui es sincero en cuanto a los cambios que vive el sector. "Aprendimos que tenemos que diversificarnos porque la rentabilidad es lo que nos permite pensar en el largo plazo y nuestra estrategia ha sido agrupar los distintos negocios en un mismo objetivo: mejorar la calidad de salud", explica.

Las unidades de negocios del Grupo Hospital Privado hoy son las siguientes:

  • Hospital prestador. Es el centro de internación y atención de polivalentes que funciona en barrio Residencial Vélez Sársfield. A él se suma otra media docena de centros en Córdoba (Cerro de las Rosas, Rodríguez del Busto, Villa Allende, Villa María, etc.).
  • Instituto Universitario de Ciencias Biomédicas de Córdoba. Forman entre 53 y 55 estudiantes por año. Se está cursando el cuarto año de la primera camada de ingresantes.
  • Tips. Es una empresa de soft que funciona como una SA -controlada por el holding- que nació como una necesidad interna que ahora vende soluciones a terceros. Tiene 250 empleados.
  • HP Farma: La cadena de farmacias ya posee 12 sucursales y una droguería propia que las abastece. "Es una rentabilidad importante para nutrir nuestras inversiones y desarrollo", dice.
  • MAPPS. Es el Modelo de Atención Público Privada en Salud. Esta unidad se dedica a gerenciar el Hospital Ferreyra (Ex Español) que pertenece a la obra social provincial Apross.
  • Infantus. Empresa que se dedica a traslados de pacientes neonatológicos o pediátricos críticos.
  • Código Rojo: una sociedad creada para emergencias hipercríticas usando la telemedicina. “Es una unidad que esperamos que mejore enormemente con la eficiencia de la conectividad en el país”, acota.
  • Inbro. Una consultora de negocios que ofrece al mercado la experiencia adquirida en la gestión y que comercializa algunos productos, como seguros relacionados a la Salud.

Lo que viene (inversiones y regionalización)

En este sentido, Amuchástegui asegura que la telemedicina "es la medicina del futuro" y que el mundo digital invadió a la salud fuertemente.

"Hay que migrar a formatos de herramientas acorde a la demanda. La telemedicina tiene un potencial enorme", explica.

En materia de inversiones, remarca que en la Salud los recuperos son a largo plazo. "Hoy con Tips estamos cosechando lo que sembramos hace 15 años, ya hemos desarrollado 40 implementaciones y vendemos en el país, Paraguay y Uruguay", comenta.

En cuanto a los planes para la región, recuerda que están por comenzar con la operatoria completa en Asunción (Paraguay) con Código Rojo y que estudian el desembarco en otro país vecino.

Pero los proyectos no son solamente para el exterior. "Nos hemos transformado en un centro de derivación de alta complejidad muy importante, para Cuyo y NOA y estamos avanzando fuertemente en centroamérica y países limítrofes; hacemos entre 1 y 2 trasplantes mensuales con donantes vivos de pacientes que vienen desde otros países", relata.

En ese sentido la decisión de ampliar la estructura de su sede central ya está tomada. "A fines 2018 vamos a invertir para separar totalmente lo más posible la estructura de alta complejidad de las áreas para consultas de enfermedades prevalentes. Será una inversión de las más importantes de los últimos años", anticipa.

Para ello, ya mudó distintas áreas (administración, marketing, etc) al edificio de Capitalinas, en La Cañada y Humberto Primo.


Los números del Hospital Privado

  • Atiende a un millón de atenciones ambulatorias (consultas) anuales.
  • Promedia unos 1.800 egresos (altas) mensuales.
  • 440 camas entre el Hospital Privado, el Ferreyra y la ex Clínica Richierri (exclusivo para pacientes Apross). Sumará 50 camas críticas en su sede central.
  • Facturación estimada en $ 1.300 millones, de los cuales más del el 70% proviene del hospital prestador. Las áreas de Medicamentos y Desarrollo tecnológico son las más rentables.

Fuente: InfoNegocios



 

Comentá esta nota